martes, 15 de octubre de 2013

Alameda de Santiago y sus pombales o palomares.


   En la parte alta de la Alameda Compostelana, flanqueando la antigua pajarera, muy cerca de la escalinata que nos lleva a la Carballeira de Santa Susana y su capilla,  existían dos pequeños palomares o pombales (en gallego).

   Al igual que construcciones típicas de nuestra tierra , como el Hórreo, o el cruceiro, el palomar también forma  parte de la arquitectura civil y por tanto , de la vida cotidiana gallega.

   De hecho, los Pazos, esas grandes casas señoriales originarias del S. XVII, para ser consideradas como edificios de importancia social, debían contar dentro de su propiedad con un hórreo, una capilla y un palomar.

La falta de cualquiera de alguno de estos tres elementos, restaba relevancia a la vivienda y como consecuencia de ello, a sus propietarios u ocupantes.

   Así pues, quizás con la intención de dar también un aire de  importancia social, en la Alameda de Santiago de Compostela se construyeron dos pequeños palomares (o pombales) ,  




   Pero lo que mucha gente desconoce acerca de la ciudad  de Santiago es la ubicación del más famoso Palomar de la Capital gallega: A Rúa de O Pombal, y por qué se llama así.

   La Calle  “O Pombal” discurre paralela al paseo de la Herradura de la Alameda Compostelana, y en ese “palomar” proliferaban los bares y establecimientos  en los que muchas mujeres ejercieron la prostitución desde la segunda mitad de los 70 (tras la muerte de Franco), hasta finales de los 90, fecha en la que comenzó la decadencia de esta actividad.

Vistas de la Catedral desde  O Pombal / barrio de San Lorenzo


   Hubo más de 10 locales de este tipo en los últimos 30 años, con 10 - 16 mujeres ejerciendo en cada uno de ellos,  aunque a día de hoy esa actividad está prácticamente erradicada.

   Establecimientos emblemáticos como “El Trébol” fueron famosos en la década de los 80 y principios de los 90, dando en aquella época a la Rúa de O Pombal el verdadero estatus  de barrio Chino de Santiago.

   Nada que ver con los actuales clubes de alterne , ya que estos locales de O Pombal, eran pequeños bares, que podríamos denominar hasta incluso como “familiares”,  en los que se podía tomar una cerveza o comer el menú del día, y en el que  trabajaban  mujeres de todas las edades y nacionalidades, y cuya actividad era perfectamente conocida y consentida por las autoridades locales.


     A día de hoy las cosas han cambiado, y la mayoría de aquellas antiguas Casas de piedra han sido restauradas , por lo que  podemos encontrarnos con fantásticos Restaurantes,terrazas, buenas taperías, o preciosos  hoteles con encanto, ya que la ubicación es magnífica por su proximidad al casco histórico y Plaza del Obradoiro, ocupando al mismo tiempo una de las zonas más tranquilas de Santiago , entre la Alameda , el Barrio de San Lorenzo , y la avenida de Galeras o a Rúa das Hortas..

Rúa das Hortas


Os dejo a continuación dos enlaces a una singular noticia publicada por la Voz de Galicia este pasado mes de Agosto  en la que se recuerda y cuenta cómo en Enero del año 1950, las prostitutas del Pombal fueron verdaderas Heroínas al salvar a los jugadores de un equipo de fútbol durante un accidente de autocar cuando se dirigían al campo a jugar su partido: