Buscador

lunes, 13 de mayo de 2013

Plaza de Platerías




La Plaza de Platerías, donde la fachada de la Catedral se orienta  hacia el Norte,  recibe su denominación de los antiguos maestros artesanos plateros que trabajaban en esa zona sus talleres.




 Es muy común que las Plazas o alguna de las calles colindantes a la Basílica Compostelana, dentro del casco histórico,  reciban esos nombres derivados de los antiguos oficios artesanos:




Plaza del Obradoiro (Obradores de la Piedra o Canteros), Plaza de Platerías (artesanos plateros), Plaza de Azabachería (artesanos del azabache), Calderería (antigua calle donde se hacían calderos ), o bien  la famosa Rúa do Franco tan conocida por sus tascas y restaurantes , y cuyo nombre no tiene nada que ver con el Caudillo, si no que se origina a partir de los antiguos asentamientos de mercaderes franceses.
   Dicho esto , hay que destacar que la fachada de esta Plaza de Platerías , es originalmente  románica y que sufrió fuertes desperfectos durante la revuelta "irmandiña" alla por el siglo XII , en época del Arzobispo Gelmírez y que tuvo que ser restaurada casi por completo . 


 
Tiene adosada a su derecha la Torre del Reloj, cuyo cuerpo inferior es gótico, pero con añadidos superiores barrocos obra del arquitecto Domingo Antonio de Andrade.
   La fachada posee dos puertas románicas abocinadas con sendos rosetones en el orden superior. En el tímpano de la izquierda está representada la tentación de Jesús en el desierto, hay una mujer semidesnuda con calavera en el regazo. El tímpano de la derecha representa escenas de la pasión y la Adoración de los Reyes. En el friso central, se representa al Salvador, Abraham y escenas varias de la Biblia.
   La disposición original de los elementos iconográficos quedó desvirtuada desde que en el siglo XVIII fueron alojadas aquí numerosas imágenes recuperadas de la desmantelada fachada de Azabachería. La jamba de la izquierda representa al rey David.




 En el centro de la plaza, está la Fuente de los Caballos ( situada originalmente en el interior del Claustro de la Catedral, pues en el lugar que ocupa esta fuente hoy en día,  se encontraba una gran pila Bautismal , que es la que se encuentra ahora en el centro del Claustro. )


   A su izquierda, en el arranque de la Rúa do Vilar, se halla la Casa del Deán . Esta casa-palacio del siglo XVIII, obra de Fernández Sarela, fue hospedaje de los obispos que visitaban la ciudad. Ahora funciona en ella la Oficina del Peregrino, en la que se expide la Compostela ,  ( el certificado que acredita el sentido cristiano de su peregrinación )