lunes, 30 de diciembre de 2013

Ceremonia de Traslacion de los restos de Santiago Apóstol

La ceremonia de la Traslación de los restos del Apóstol Santiago se celebra cada 30 de Diciembre en la Catedral compostelana y conmemora el viaje de los restos del Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa (Jerusalén) hasta las costas de Galicia, restos que dicha tradición nos cuenta que fueron desembarcados en el muelle de Iria Flavia en Padrón, tras entrar en Galicia navegando por la Ría de Arousa.



El Códice Calixtino en su libro tercero ( Libro III ) , nos cuenta la Evangelización del Apóstol Santiago en España, y la traslación de su cuerpo a Santiago de Compostela tras sufrir martirio en Palestina




Concretamente en las páginas 159 y 160 (Capítulo segundo), se encuentra la carta del Papa San León en la que relata esa ceremonia de la Traslación de los restos del Apóstol, y que se celebra todos los años el día 30 de Diciembre contando con la asistencia de las máximas autoridades (el Rey, o en su ausencia... persona delegada o autorizada por éste).

La Reina Lupa, soberana de las tierras envió tropas en persecución de la comitiva apostólica, que fue salvada, gracias a un milagro que ahogó a los perseguidores en las aguas del río Tambre.
Tras este milagro La Reina Lupa ofreció su ayuda a los discípulos para que pudieran enterrar los restos del Apóstol.

Según cuenta la tradición, ofreció un carro tirado por bueyes que al azar buscarían reposo para los restos de Santiago el Mayor.

También existe la leyenda de que esta reina pagana Lupa, en un último intento por ridiculizar a los discípulos de Santiago, les ofreció para tirar del carro en vez de bueyes.. unos toros bravos, que una vez más y de forma milagrosa se transformaron en mansos bueyes...etc...etc...).


Según la leyenda, los bueyes se detienen finalmente en un lugar llamado Libredón 'Liberum domum', en donde Santiago es enterrado hasta que muchos siglos después es descubierto por el Ermitaño Paio en el año 813. 

Alfonso VI realizó en el año 1109 la primera ofrenda de Traslación, entregando una docena de talentos de oro y marcos de plata. 


En 1642, bajo el reinado de Felipe VI esta ceremonia se institucionalizó con carácter definitivo por lo que desde entonces la ofrenda es realizada por el Rey, o un delegado de la casa Real.

La Traslación es en definitiva la festividad que da sentido a el Camino de Santiago, pues sin tal traslado, lógicamente la peregrinación no tendría razón de ser.

Antes de la misa solemne se realiza una procesión con una reliquia del Apóstol Santiago alrededor de la Catedral.


Se accede finalmente a la Basílica por la Puerta del Obradoiro y ya en el interior la procesión continúa rodeando las naves y la girola de la Catedral.


En ese momento el Botafumeiro inciensa las reliquias del Apóstol y a todos los asistentes.